Los buenos modales en la cabina

El compañerismo y la amabilidad son esenciales para que la conferencia vaya sobre ruedas. Esta es la lista de los buenos modales que todo principiante debe adquirir.

En la cabina

  • Recuerda que la cabina de interpretación es un espacio reducido y limitado. Actúa en consecuencia;
  • Mantén los documentos en orden;
  • No fumes;
  • Apaga el teléfono móvil;
  • Asegúrate de no llevar joyas que puedan hacer ruido, como pulseras;
  • Ponte de acuerdo con los colegas a la hora de elegir asiento y regular la intensidad de las luces;
  • Baja por completo el volumen de tus auriculares cuando salgas de la cabina;
  • No hagas ruido cuando no estés trabajando – los micrófonos recogen todos los ruidos de fondo, así que no remuevas los papeles, ten cuidado cuando te sirvas agua, no comas ni hagas ruidos desagradables;
  • Habla hacia el micrófono (algunos colegas que trabajan habitualmente para cadenas de televisión pueden ofrecerte consejos muy valiosos). Pero no te acerques demasiado porque se distorsionaría el sonido;
  • Revisa la combinación lingüística del equipo y preselecciona los relés;
  • Decide con los colegas los turnos de trabajo y descanso y cuando no trabajes no abandones la cabina a menos que sea necesario. No desaparezcas durante demasiado tiempo.
  • Acuerda con los compañeros la duración de los turnos más adecuada a la reunión, pero procura pasar el micrófono en las cesuras naturales del discurso;
  • Disponte a ayudar a tu colega, pero sin importunar: es fácil identificar cuándo necesita que le ayudes a encontrar un documento o un término;
  • Asegúrate de que sabes manejar el equipo;
  • Intenta trabajar con el volumen de tus auriculares bajo, de manera que puedas modular la voz y asegúrate de que escuchas tu discurso, dejando un oído al descubierto o ambos medio destapados. Recuerda que a veces regular agudos y graves es mucho más útil que subir el volumen;

Trabajo en equipo

  • Llega a la reunión a tiempo: por norma general, conviene llegar media hora antes del inicio, al menos el primer día;
  • Preséntate a tus colegas y al técnico;
  • No dudes en ayudar a tus colegas con términos complicados: te devolverán el favor cuando haga falta;
  • Explica a tus colegas que eres principiante: te apoyarán;
  • Es muy poco delicado precipitarte con tu tarjeta profesional en una reunión que no has organizado tú: deja que el intérprete coordinador o el jefe de equipo se ocupe de las relaciones públicas;
  • No te preocupes si hay algo que no sabes: los idiomas son siempre difíciles;
  • Recuerda que eres parte de un equipo: apoya a tus colegas;

Equipo de supervivencia

  • No olvides las gafas
  • Cuaderno y papel de notas
  • Bolígrafos, lápices y sacapuntas; marcador fluorescente
  • Toallitas húmedas para limpiar los auriculares
  • Abrebotellas
  • Caramelos o pastillas para la garganta – evita los papeles que hacen ruido
  • Sujetapapeles o grapadora
  • En los grandes centros de conferencias, donde los intérpretes se encuentran lejos de los oradores y de la pantalla, unos prismáticos pueden resultar útiles.
  • Facturas: prepara tu factura por adelantado si así te lo han solicitado. Un recibo garabateado a bolígrafo en una hoja suelta resulta poco profesional.

Más lectura:


Recommended citation format:
VEGA Network. "Los buenos modales en la cabina". aiic.net January 25, 2005. Accessed October 19, 2018. <http://aiic.net/p/2358>.



There are no comments to display